Dra. Mariela Rivas By Dra. Mariela Rivas • December 20, 2016

Enfermedades respiratorias en caninos y felinos

Las enfermedades respiratorias son una de las causas de consulta más comunes, especialmente en temporadas de frio y lluvias, debido a que este sistema tiene contacto directo con el medio externo. También muchas de estas son autolimitantes, es decir que los signos, y el tiempo de recuperación de la enfermedad dependen del estado inmunológico del paciente, a pesar de esto es necesario realizar el tratamiento adecuado para ayudar al organismo a superar la afección y evitar complicaciones.

Los signos de las enfermedades que afectan al sistema respiratorio no son únicos de alguna enfermedad específica, sino que presentan un síntoma o una combinación de varios:

  • Secreción nasal mucosa
  • Tos que puede ser seca o productiva (la expectoración se evidencia como una saliva blanca y espesa que se pude confundir con vomito)
  • Estornudos
  • Dificultad respiratoria
  • Intolerancia al ejercicio
  • Ruidos respiratorios, como ronquidos o estertores
  • Congestión pulmonar
  • Inapetencia
  • Decaimiento

Traqueobronquitis infecciosa canina

Esta es una de las enfermedades más frecuentes debido a su alta tasa de contagio entre perros, principalmente aquellos que van a guarderías o colegios caninos donde hay hacinamiento de animales y esta se transmite por secreciones en forma de aerosol. Es causada por varios tipos de agentes infecciosos, el agente primario que se encuentra frecuentemente es la Bordetella bronchiseptica y otros secundarios como mycoplasma, el virus de parainfluenza y el adenovirus canino. Su diagnóstico se evidencia en el reflejo tusígeno cuando el paciente tose en el momento que se realiza una palpación fuerte de la tráquea.

El signo que normalmente se encuentra es tos paroxística y su tratamiento consta de antibióticos, jarabes expectorantes, broncodilatadores y nebulizaciones. También son necesarios cuidados como mantener el animal abrigado y evitar cambios bruscos de temperatura. Una de las formas de prevención es la vacunación cuando hay una posible exposición a la enfermedad.

Asma felino y canino

Esta enfermedad, al igual que en el humano, se trata de una broncoconstricción e inflamación de las vía aéreas de manera espontánea. El paciente muestra signo de tos crónica, dificultad respiratoria, letargia y estornudos; se diagnostica gracias a la relación entre la manifestación de los signos y ciertos estímulos o elementos en el ambiente, y el tiempo de evolución. En caso de ser aguda, es considerada una urgencia y debe ser tratada de manera inmediata; cuando se trata de un proceso crónico se deben trata con broncodilatadores y antiinflamatorios de manera continua, igualmente limitando el contacto del animal con el agente causal.

Como ahorrar mientras proteges a tu MASCOTA

Síndrome del braquicéfalo

Este se presenta en perros y gatos pertenecientes a razas braquiocefálicas o “de nariz chata”, como por ejemplo los pugs, bulldogs, persas e himalayas. Los síntomas incluyen: ronquidos, dificultad respiratoria, estornudos, intolerancia al ejercicio e incluso síncopes (desamyos); los cuales se presentan desde una edad temprana. Al ser un síndrome esta enfermedad consta de una o más alteraciones anatómicas que generan una disminución en la cantidad de aire que ingresa a los pulmones. Estas son: estenosis nasal, en la cual las narinas son de menor tamaño; elongación del paladar blando, o hipoplasia traqueal, es decir que la tráquea es más estrecha de lo normal.

Esta es una enfermedad de mucho cuidado ya que, al no contar con los métodos de termorregulación como otros animales, no hay una adaptación adecuada al aumento de temperatura en el amiente y pueden presentar hipertermia o incremento de temperatura corporal y golpes de calor; también muchos generan regurgitaciones, vómitos y salivación excesiva de manera crónica debido a reflujos e inflamación del esófago por el esfuerzo al respirar.

El objetivo del tratamiento es aminorar el esfuerzo al respirar y permitir una mejor oxigenación. Este se logra mediante el manejo del peso del paciente y cirugía reconstructiva de las narinas y paladar, las cuales se recomiendan realizar desde una edad temprana para tener un mejor pronóstico y evitar complicaciones a futuro.

Es importante recalcar que a pesar de que la mayoría de enfermedades respiratorias presenta una sintomatología parecida, es necesaria la evaluación de un médico veterinario para llegar un diagnóstico acertado, debido a estas pueden ser generadas por causas diferentes, y de esta forma proporcionar el tratamiento adecuado asegurando la salud y el bienestar de su mascota.

 

Bibliografía:

Summers, Alleice. Common Diseases of Companion Animals. St. Louis, MO: Mosby, 2007.

Morgan, Rhea Volk. Clínica de Pequeños Animales. Philadelphia: Saunders, 2008.

Johnson, Lynelle R. Clinical Canine and Feline Respiratory Medicine. Ames, IA: Wiley-Blackwell, 2010.